El control parental podría salvar la vida de tus hijos en los chat y mensajerías instantaneos

En un mundo tan globalizado, en el cual los jóvenes son nativos de los avances tecnológicos, y se sienten cómodos con ellos, muchas veces resulta difícil, mantener a los niños alejados por mucho tiempo de los dispositivos de tecnología celular y computacional.

Y es que casi un capricho, actualmente es una necesidad mantenerse comunicado en todo momento, es por ello, que cada día, son más los padres que deciden otorgar un móvil a sus retoños, para “mantenerlos vigilados”.

Pero ¿qué pasa cuando el móvil termina convirtiéndose en una pesadilla en sí mismo? Y es que, lo que muchos padres parecen obviar o pasar por alto, es que los jóvenes prefieren la comunicación en redes sociales, por encima de la personal.

Entonces, queda expuesto a una serie de situaciones que pueden poner en riesgo su seguridad personal e incluso la de toda la familia. Por ello, obviamente el primer consejo en este sentido, conduce a la educación y preparación psico afectivo de niños y jóvenes, para que aprendan a usar de forma racional estos dispositivos.

Pero, como padres es nuestra responsabilidad, mantener a los hijos a buen resguardo y a veces las situaciones pueden escaparse de las manos. No es posible permanecer encima de su hombro a cada momento, ni espiar sus conversaciones(a menos que se considere de extrema necesidad).

Lo que si puede hacerse, es mantener un canal comunicativo, para que el joven sienta confianza de comunicarle cualquier inquietud o duda. Ahora bien, en el caso de los niños y púberes, la supervisión si debe ser más rígida, si queremos mantenerlos a salvo de depredadores que abundan ocultos entre las redes sociales.

Para ello, lo ideal sería que el dispositivo móvil, permita desde su sistema operativo, controlar las aplicaciones y permisos a las cuales se puede acceder, es lo que se puede hacer en terminales con la versión de Android 6.0 Marshmallow, Android 5.0 Lollipop.

En terminales con versión KitKat o inferior, aunque esta opción no está disponible, siempre existe la posibilidad de descargar y utilizar alguna aplicación en este sentido. Finalmente, la aplicación  ESET Parental Control, en su versión 1.5.4.0. Permite restringir el uso de ciertas funciones a los más chicos. Además de incorporar un recurso SOS, que el hijo podrá activar en situaciones de peligro, delatando su ubicación.